El pato y la lombriz

El pato y la lombriz
Titulo: El pato y la lombriz
Autor: Cesar de León
Personajes:
Liza,
Paco,
Felix

Narrador:
Nació cerca del estanque, junto con varios patitos mas, y su cercanía al agua hacia que su vida fuera espectacular.

Como todos los días, hacia el recorrido a su baño matutino, su madre los llevo, en fila india, con todos sus hermanos, hacia el estanque, el camino enfilo.

Era una tarde de verano, un calor infernal, “Paco”, el patito mas chiquito, por un descuido, se perdió y empezó a llorar, era tanto su llanto que las lagrimas que derramaba, la guarida de la lombriz no noto que se llevaba.

Acto 1
Narrador: la lombriz salio de prisa, por el temor tan grande de que se fuera a ahogar, y sin mas le empezó a preguntar:

Felix: Que tienes patito, como te llamas
Paco: snif, snif (No contestaba)
Felix: Por que lloras, como te llamas, te vas a secar de tanto llorar
Paco: (Subió la cara y una palabra de su pico salio) extraño a mi mama
Felix: No te preocupes amiguito, que las cosas malas, nunca duran para siempre, de seguro tu mama, de un momento a otro, por el camino aparecera
Paco: Gracias lombricita, ¿y tu como te llamas?
Felix: Me llamo “Felix” la lombriz feliz

El pato y la lombriz

Acto 2

Narrador:
Como “Liza” al tener tantos hijitos, y el buscar con lo que los iba a alimentar, de la ausencia de “Paco”, aun no lo iba notar, no fue si no que hasta que alimento al ultimo, que de su hijo mas pequeño, la ausencia noto, y a todos sus hijos a su madriguera llevo.

Liza:”Paco”, donde estas hijo mio, (por todo el estanque, gritaba), donde te has metido, (ya un poco asustada),

Narrador:
Y después de tantas vueltas por el estanque, al fin “Liza” a su pequeño hijo encontró, de la mano de su amigo, y sonriendo a un lado del estanque, su pequeño hijo la vio.

Liza: “Paco”, hijo mio, que susto me metiste, que tengo horas de buscarte y de estar muy triste, tremenda angustia, por no encontrarte y tu jugando, con tu amigo aun lado del estanque.

Felix: Señora “Liza” su pequeño hijo, de llorar no paraba, si no que lo distraje, para que el fin se le olvidara, “Paco”, le lloro por mucho rato, si no es que le dije, que se secaría de las lagrimas que al fin le paro.

Paco: Si mama, Felix la lombriz feliz, me dijo que las cosas malas, no duran para siempre, y gracias a el, deje de llorar, y jugando por un rato, las horas se me hicieron cortas, todo gracias a sus palabras

Liza: Gracias pequeño amigo, no se como agradecerte, tan grande gesto, que al cuidar de mi hijo pequeño, la vida me has devuelto.

Felix: Nada tiene usted que agradecer, señora mía, solo algo le pido, que “Paco” al ser el mas pequeño, póngalo al principio de la fila, y me retiro a mi casa, a ver si las lagrimas de su hijo por fin se secaron, que ya me dio sueño y yo ya, me retiro.

Narrador:
“Moraleja” el ser mas insignificante, como lo puede ser una pequeña lombriz, nos puede ayudar y hacer feliz, pasando un rato, un tanto agradable, hizo que el patito, se le olvidara la angustia, por la falta de su madre, y como dijo la lombriz feliz, las cosas malas, no duran para siempre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>