La serpiente y la luciérnaga – Obra de teatro

Título: La serpiente y la luciérnaga.

Autor: Adaptado de las fabulas de Esopo.

Personajes: Narrador, Luciérnaga, Serpiente.

Escenario: Arboles en el fondo.

obra de teatro serpiente y la luciernaga(Empieza con la luciérnaga y la serpiente en el escenario y hacen todo lo que el narrador cuenta)

Narrador: En un día normal, volaba una feliz luciérnaga por los aires. De pronto una serpiente con mucha hambre la miró, se acercó, e intentó comérsela. La luciérnaga esquivó su ataque volando rápidamente hacia los árboles, pero la serpiente no pensaba desistir. La luciérnaga huía rápido y con miedo de la feroz depredadora. Huyó un día y la serpiente no desistía, dos días y nada. En el tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y dijo a la serpiente:

(Ambos se detienen)

Luciérnaga: ¡Espera un momento!. Sé que estás tan cansada como yo, paremos un momento. Solo para hacerte unas preguntas.

Serpiente: Normalmente no le respondo preguntas a mi comida, pero veamos que sucede.

Luciérnaga: ¿Tú comes luciérnagas?

Serpiente: No.

Luciérnaga: ¿acaso te hice algún mal?

Serpiente: No.

Luciérnaga: Y si tu no comes luciérnagas, ni te hice daño, ¿Porque me persigues?

Serpiente: Porque no soporto verte brillar.

Narrador: Esas fueron las últimas palabras de la serpiente, pero la luciérnaga aparte de brillar, también tiene un par de alas, que la ayudaron a escapar…

Muchos nos vemos envueltos en situaciones donde nos pasan cosas poco agradables, sin haber hecho algo malo o dañado a alguien. Pero esto sucede porque al igual que con nuestra amiga la luciérnaga, hay quienes no soportan vernos brillar.

La envidia es uno de los peores sentimientos que existen, pero no hay que dejar que esto empañe nuestros logros, cuando esto pase, ¡no dejemos de brillar!

Continúa siendo tú mismo(a), sigue dando lo mejor de ti, sigue haciendo lo mejor, no permitas que te lastimen, no permitas que te hieran…

¡Sigue brillando y no podrán tocarte!, porque tu luz seguirá intacta, porque siempre habrá quien te apoye, porque tu huella permanecerá, porque el recuerdo de lo que fuiste e hiciste quedará, ¡pase lo que pase!

FIN

{ 2 comments… add one }

Leave a Comment