Mikel el pescador de ilusiones

Titulo: Mikel el pescador de ilusiones

Autor: Cesar de León

Personajes: Mikel, Iñaki (papa de mikel),

Categoria: Cuento

Mikel era un joven pescador, que a diario salia con su padre Iñaki, en busca de la pesca del día, al tener un barco grande, su papa le permitía salir con el, con la caña de pescar.

Mikel un joven ambicioso que quería comerse el mundo, de un solo bocado, soñaba con pescar un solo pescado, inmenso, para salir de la pobreza en que vivía el, sus hermanos y sus padres.

Mikel el pescador de ilusiones

Un día como tantos otros, salieron con rumbo a la inmensidad del mar, y al no pescar nada por muchas horas, Iñaki se empezó a sentir un poco mal.

Mikel el pescador de ilusionesDormitando un poco, para ver si su malestar aminoraba,  al despertar a lo lejos, vio un vendaval, era una tormenta muy cerrada, que pronto llegaría a ellos, y no alcanzarían a volver.

Por fin la tormenta llego, Iñaki, y Mikel, como pudieron sobrevivieron, pero su embarcación se hundió, solo quedo un pequeño bote que Iñaki de los amarres soltó, ahí quedaron Mikel, su papa y la vieja caña de pescar.

Al cabo de un día, el malestar, la falta de comida y agua, a Iñaki le afecto, haciendo estragos en su salud, cayendo inconsciente, en el pequeño bote quedo.

Mikel, sin tener idea de la gravedad del asunto, lo único que se le ocurrió, fue aventar el anzuelo, de su caña de pescar, y en su mente vio, un pescado inmenso, que su problema termino.

 Mikel el pescador de ilusionesAl tirar la caña con el anzuelo, Mikel solo quería sacar, el mas grande animal, que se pudiera pescar, y con ese animal tan grande, de pobres a sus padres sacar y de una vez por todas a la costa regresar.

Se veía triunfador, con su pescado gigante, vendiendo lo  en la costa y así, sacar a sus padres y sus hermanos de pobres,

Esa pesca era, la de la ilusión del dinero, y que nunca llego, al no pescar por horas, su ilusión se desvaneció, como agua entre las manos, se le escurrió, no pesco el animal gigante, ni siquiera un pequeño Mikel saco, para aliviar el hambre y mitigar el sufrimiento de su padre de dolor.

Mikel el pescador de ilusionesAl otro dia, Mikel pensó, para que quiero dinero, lo que ahora quiero es fama y con eso el dinero solo llegara, lanzo el anzuelo  y esperando por horas, solo una bota vieja logro pescar.

Mikel, no sabia por que la vida, se ensañaba con el, para el chaval pedir grandes cosas y que ninguna se le lograra, en esos difíciles días, acababan con el.

Al pasar las horas, y notar inconsciente a su padre, el joven entendió, que el pescar ilusiones banas no era la solución, ahora lo que quería era un pescado menor, conseguir cualquier comida era su única opción.

Y así Mikel, que ya no buscaba pescar ilusiones, un pescado al fin le llego, como pudo le dio de comer a su padre y así Iñaki mejoro.

En ese preciso instante, una embarcación muy grande los encontró,  salvando los de una muerte inminente, al joven y al padre, los subió,

Después de unos días, en su país su historia se contó, Mikel y su padre Iñaki, se volvieron famosos, por sobrevivir al temporal, por muchos días, y el dinero llego, comprando les la historia de su superación, a la adversidad, y el dinero por los derechos de la historia les llego.

Moraleja: cuando le das un respiro a tus ilusiones de una u otra forma, ellos te llegaran solos, por que entre mas te aferres a ellos, cuando no te salen, mas tiempo en llegar tardaran.

Así Mikel e Iñaki, nunca volvieron a la mar, se volvieron ricos y famosos, pero sus ilusiones, nunca dejaran de pescar.

{ 4 comments… add one }

Leave a Comment