Pedro y el lobo

cuentos infantiles pedro y el loboÉrase una vez un pastorcillo llamado Pedro, quien vivía en un pueblo cercano al bosque.

Él se encargaba de llevar a las ovejas a pastar en el campo, pero se aburría tanto que un día se le ocurrió divertirse a costas de la gente del pueblo. Y de la nada empezó a gritar: —¡Ya viene el lobo, ya viene el lobo, auxilio! —.

Con tales gritos, los vecinos alarmados salieron corriendo a ayudarle, pero al llegar se encontraron solamente con Pedro, riendo a carcajadas, porque todos le habían creído. Los vecinos volvieron a su casa muy molestos por la terrible broma del niño.

La mañana siguiente, Pedro lo hizo de nuevo: —¡El lobo, el lobo!, rápido que se come las ovejas — “. En esta ocasión solo acudieron en su auxilio algunos vecinos, pero igual que la ocasión anterior, solo encontraron a Pedro riendo.

Volvieron todos a casa demasiado enfadados, y le retiraron la palabra al pastorcito, pues sus bromas eran de muy mal gusto.

Al día siguiente, cuando Pedro se encontraba con las ovejas, se acercó un lobo, y empezó a comerse a las ovejas. El niño de inmediato gritó: —¡Ayuda por favor, el lobo se come las ovejas! —pero en esta ocasión nadie atendió su llamado, Pedro se quedó solo, y el lobo se comió a casi todas las ovejas.

Desde entonces, Pedro no dijo más mentiras. Y buscó otro trabajo, pues ya no quedaban más ovejas que cuidar.

{ 4 comments… add one }

Leave a Comment