Soledad, la brujita feliz y Jimena la niña triste

Título: La brujita feliz y Jimena la niña triste

Autor: Cesar de León Escobedo

Personajes: Soledad, la brujita feliz, Jimena la niña triste, Ardillin (ardilla), Tortuguez (tortuga)

Categoría: Obra de teatro infantil

Narrador: El ambiente en el bosque encantado era ideal, pocas personas circulaban por ahí, esto hacia que la naturaleza, floreciera en su máximo esplendor, todo a consecuencia de la historia que del bosque encantado se hablaba en todos los pueblos aledaños, pero quería la vida o el destino, juntar a dos pequeñas niñas, y así empezar una amistad que nunca terminaría.

Acto 1

Soledad, la brujita feliz y Jimena la niña triste

Soledad la brujita feliz: Arbolitos, ahora que nadie pasa por el bosque encantado, se ve que dan más frutas, sigan así, que por algún tiempo todo seguirá igual

Ardillin: Soledad, mi más hermosa brujita, gracias a todos los mitos, del bosque encantado y a tus pequeños hechizos, los humanos han dejado de cazarnos, te debemos todo, la libertad, y el estar sin miedo, en nuestro propio hogar.

Tortuguez: Si Soledad, eres nuestro más grande héroe, tanto los árboles, como todos los animales del bosque estamos agradecidos contigo, has realizado una hermosa labor, desafortunadamente con engaños hacia los humanos, pero si eso nos da tranquilidad por algunos años, bienvenido sea.

Soledad la brujita
feliz: Si amigos, algo pasaba con la gente de las aldeas, que al estar este paraíso en la tierra, se lo querían acabar, pero desde que empecé a asustar a todos los que circulaban por aquí, dejaron de pasar

obra de teatro corta la brujita

Narrador: Pero todo estaba por cambiar, una niña que se había quedado huérfana, había escapado de la tiranía de sus tías, que la tenían como una esclava, sin siquiera darle comida, no le quedó otra que huir, pero no sabía a donde ir, y lo único que se le ocurrió, fue ir al bosque encantado, que era mejor morir de miedo que de hambre, al lado de las malvadas tías.

Acto 2

Jimena la niña triste: Hola, me puedo unir a la plática

Soledad la brujita feliz: (Nunca la vio llegar, al estar en la plática con sus amigos) Hola, ¿No te doy miedo? (le pregunto a Jimena)

Jimena la niña triste: Miedo me dan mis tías, cuando me ponían a trapear, antes de eso a barrer y a cocinar, sin tener un día libre y apenas comer, las sobras que dejaban en sus platos

obras de teatro cortas

Tortuguez: Te puedes unir, amiguita, solo dinos tu nombre, yo soy tortuguez, él es Ardillin y la que está flotando en la escoba es Soledad la brujita feliz.

Ardillin: No le digas a nadie, como es aquí, que todos creen que este paraíso, es como un infierno, y queremos que sigan creyéndolo así

Jimena la niña triste: Mucho gusto en conocerlos, (viendo los árboles frutales) quiero que sepan que tienen a una amiga, conmigo y en lo que pueda servirles, con gusto lo hare y a nadie este secreto revelare.

Soledad la brujita feliz: Si quieres amiga, podemos ir a la casa de tus tías, con un hechizo, se convertirán en grillos o ratas, tú solo dime, y te llevo conmigo en mi escoba, y en menos de lo que canta un gallo, tus tías a nadie podrán volver a hacerle daño.

Jimena la niña triste: Con hacer los quehaceres del hogar, será el peor castigo que se puedan imaginar.

obra de teatro jimena

Narrador: Y se volvieron las mejores amigas, ya a Jimena lo triste se le había quitado, solo el nombre le había quedado, y esa amistad que había nacido de la casualidad, con el tiempo se volvió hermandad, y el bosque encantado siguió por muchos años así, hasta que la humanidad, el miedo se quitó, pero se escuchaba en el bosque el canto de unas niñas, se supo después, que eran las hijas de las dos amigas, que volverían a crear un hechizo, para que todo volviera a quedar como estaba.

{ 26 comments… add one }

Leave a Comment

Next post:

Previous post: