¡Vamos a la playa! – obra de teatro

Título: Vamos a la playa

Autor: Cesar de León

Personajes: Renata, Alberta, Don Miguel, Doña Elena, Manuel

Categoría: Obra de teatro de comedia

¡Vamos a la playa! – obra de teatro

Narrador: Las gemelas Alberta y Renata, tenían meses pidiéndoles a sus padres poder ir a nadar, querían ir a la piscina de la colonia, pero sus padres nunca quisieron dejarlas ir, metiendo miles de pretextos, Don Miguel y Doña Elena, habían postergado las vacaciones, que tanto exigían sus hijos, hasta que al fin reunieron lo suficiente para darles la sorpresa a sus hijos

Acto 1

Renata: Papi, porque siempre que te pedimos ir a la piscina, pones miles de pretextos, parecería que no quisieras dejarnos ir

Alberta: Si, padre mío, ya son muchos los meses en que te pedimos el permiso, y siempre lo niegas sin decirnos por qué?

Manuel: ¿Para qué quieren ir? ¿Que no se han visto en el espejo?

Doña Elena: Deja en paz a tus hermanas, que bastante tienen, con no divertirse como las demás niñas de su edad

Don Miguel: La verdad es que, la economía de la familia, no estaba en sus mejores días, y siempre di miles de excusas, para que no tuvieran que conocer nuestra verdad, pero saben, les tengo una sorpresa muy grande y es que durante estos meses, he estado pagando unas vacaciones y nos vamos a la playa a disfrutar

Renata: !Gracias padre mío ¡, es la mejor sorpresa que nos podías dar, para que mes, nos vamos, para empezar a ponernos a dieta

Don Miguel: Parte de la sorpresa, es que nos vamos el día de mañana, solo espero la confirmación del trabajo, para poder ir a la agencia de viajes para confirmar el avión

Alberta: ¡No¡ Papi, nos debiste de haber avisado con anticipación (casi gritando)

Obra de teatro vamos a la playa

Narrador: Don Miguel y Doña Elena, no entendían el proceder de sus hijas, pero el viaje a la playa estaba decidido, y nada se podría cambiar

Acto 2

Manuel: Con este par de cetáceos, estando en la playa, nos podrían confundir, con cazadores de ballenas, y a la cárcel podríamos ir,

Doña Elena: Calla la boca hijo, que pondrás de malas a tus hermanas,

Renata: ¡Papa¡ porque dejas que nos diga así (con lágrimas en los ojos), yo ya no quiero ir

Alberta: Maldito Manuel, dejamos en paz, que tú no eres un portento de virtudes, y con lombriz te confundirán

Don Miguel: Hable a mi trabajo, y me han confirmado que todo está bien, ya quede con la agencia de viajes, y en unas horas, por lo boletos tendré que irlos dejen ir

Obra de teatro

Narrador: Realmente, las gemelas no estaban con sobrepeso, pero el hermano mayor, quería hacerlas enojar, como todas adolecentes, sufrían por la vanidad, ya pasaron los preparativos, y rumbo al aeropuerto van, a disfrutar de las vacaciones, que por tanto tiempo esperaban.

Acto 3

Don Miguel: Ahora si mis reinas y tu Manuel de esclavo, nos vamos a la playa a disfrutar, ya no hagas sentir mal a tus hermanas

Doña Elena: Vamos en familia, a un lugar, que nunca vamos a olvidar

Don Miguel: Si viejita linda, tu y tus tres hermosos hijos, merecido lo tenían, y espero que esta ocasión, no sea la ultima

Renata: Gracias papi, no lo vamos a olvidar, al que deberíamos de dejar en casa, es a Manuel, no nos vayan a robar (con sonrisa maliciosa en la cara)

Manuel: Par de tortugas de carey, espero no me vayan a multar, al verlas conmigo en la playa, no vayan a creer que las acabo de pescar

Alberta: Brincos dieras, por estar a nuestro lado en la playa, si te vemos ni te conocemos

Narrador: Y así pasaron las mejores vacaciones, que esa familia, se hubiera podido imaginar, como una gran familia, con altibajos, pero con amor, se pusieron a disfrutar

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment